En la sentencia, tras una veredicto de culpabilidad del tribunal popular, la Audiencia ha impuesto concretamente a Dave V. 16 años de cárcel por un delito de asesinato y otros tres meses de prisión por profanación de cadáveres, además de obligarle a indemnizar a la familia.

Los hechos sucedieron la madrugada del 24 de octubre de 2013 en un piso de la calle Pare Coll: el acusado ahogó a la víctima con un cable cuando estaban en la habitación, descuartizó el cadáver y lo abandonó en bolsas de basura en el bosque.

Para eso contó con la ayuda de otro acusado, Doramas S., que le dejó las llaves del coche para trasladar el cadáver y colaboró en limpiar a fondo el piso con el fin de que la policía no pudiese hallar restos biológicos.

La Audiencia ha condenado a Doramas S. a dos años de cárcel por los delitos de encubrimiento y profanación de cadáveres, según la sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia, recogida por Europa Press.

Antes de saber que la policía lo investigaba, y durante el trámite de otra causa, Dave V. reconoció haber matado a la mujer y haberla descuartizado, y colaboró en la localización de sus restos, por lo que el tribunal le ha aplicado el atenuante de confesión.

Consulta aquí más noticias de Girona.