Incendios en Portugal
Un bombero, en una pausa durante la lucha contra el fuego en Vila Nova de Poiares, Lousa, Portugal. PAULO CUNHA / EFE

El número de fallecidos en los incendios declarados el domingo pasado en el centro y el norte de Portugal se eleva ya a 43, al haberse encontrado otro cuerpo, según confirmó este jueves la portavoz de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), Patrícia Gaspar.

El último balance oficial de Protección Civil, ofrecido el miércoles, hablaba de 42 fallecidos y cerca de 70 heridos, más de una decena de ellos en estado grave.

La oleada de incendios -más de 700 fuegos entre el domingo y el lunes- fue controlada el martes gracias al descenso de las temperaturas y la llegada de las precipitaciones.

El fuego ha tenido también consecuencias políticas, la ministra de Administración Interna, Constança Urbano de Sousa, presentó formalmente su dimisión el miércoles y el primer ministro portugués, António Costa, aceptó.

El Gobierno de Costa tendrá que afrontar no sólo una remodelación, sino también una moción de censura del partido más a la derecha del Parlamento, el CDS.

Esta es la segunda tragedia forestal que vive Portugal este año, después de que el gran incendio de Pedrógão Grande dejase a mediados de junio 64 muertos y más de 250 heridos.