El suceso se ha producido en torno a las 2.00 horas de este jueves en la Avenida de Salamanca, en las proximidades del puente de la Hispanidad, donde la Guardia Civil observó un turismo que circulaba de forma irregular.

Los agentes de la Benemérita detuvieron el coche y apreciaron síntomas de embriaguez en el conductor, por lo que dieron aviso a la Policía Municipal, dado que se encontraba dentro de la demarcación de este cuerpo.

En las pruebas de alcoholemias practicadas, el conductor del coche arrojó tasas de 0,86 y 0,87 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el máximo permitido es de 0,25 y a partir de 0,60 se considera delito, por lo que se elaboró el atestado correspondiente.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.