Presentación de la película Contratiempo con Mario Casas
Presentación de la película 'Contratiempo' con Mario Casas. EUROPA PRESS

El actor Mario Casas ha revolucionado a sus seguidores con la publicación de una foto en su cuenta de Instagram en la que se aprecia su drástico cambio de peso. El motivo de su nueva imagen se debe a la película en la que está trabajando, El fotógrafo de Mauthausen.

Son muchas las veces que el actor gallego ha sorprendido al público con sus apuestas en peinados para meterse en la piel de los personajes de diferentes filmes: el corte rapado que lució en Las Brujas de Zugarramurdi (2013); pelo un poco más largo y ondulado para interpretar a Killian en Palmeras en la nieve (2015) y mucho más largo y rizado teñido de rubio, como apareció en Mi gran noche (2015); cabello peinado y con barba en Contratiempo (2016) e, incluso, se atrevió con un look hipster para ponerse bajo las órdenes de Álex de la Iglesia en El Bar (2017).

Sin embargo, en esta ocasión no ha impactado tanto el rapado casi total de Casas como su evidente pérdida de peso, que se aprecia en sus marcados pómulos, tal y como ha decidido mostrar en la foto.

"Selfie, Francesc Boix, preso 5.185, fotógrafo". Así acompaña el joven actor la publicación de su primera foto durante el rodaje de su próxima pleícula, El fotógrafo de Mauthausen.

Las respuestas no se han hecho de rogar y los usuarios ya han expresado sus opiniones sobre su nuevo aspecto, regalándole más de 200.000 likes en menos de 24 horas.

Actualmente, Casas está inmerso en el rodaje de lo nuevo de Mar Targarona, que tiene lugar entre Barcelona y Budapest. El actor se pone en la piel del fotógrafo catalán Francisco Boix que retrató la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial con su objetivo y estuvo internado en el campo de concentración nazi de Austria.

Selfie, Francesc Boix, preso 5.185, fotógrafo. #ElfotógrafodeMauthausen by #Martargarona #rodaryrodar

Una publicación compartida de Mario Casas (@mario_houses) el18 de Oct de 2017 a la(s) 10:33 PDT