Varios accidentes por alcance debido a la falta de visibilidad y la lluvia complicaron esta mañana la hora punta de entrada a la capital, según informó la DGT en su página web. A las ocho de la mañana la red viaria alrededor de la capital llegó a acumular más de 140 kilómetros de retenciones motivadas por la meteorología y accidentes.

Solo en la M-607 hasta tres choques por alcance sumaron 13 kilómetros de retenciones. El punto más grave estaba, en la citada vía, entre el kilómetro 14 y el 24. Por su parte, la circunvalación del M-40 también sufrió graves retenciones en la parte norte de la capital.

Ninguna autovía de entrada se libró de retenciones en la jornada más gris del otoño, siendo las más excesivas las que se dieron en la entrada de la A-5, con once kilómetros de atasco, la A-2, con más de ocho kilómetros, la A-1, con 7 y la A-6 con varios  tramos afectados.

En la A-42, en Illescas, Toledo, la DGT informaba de "riesgos de deslizamientos" por la fuerte lluvia y pedía moderación en la conducción esta mañana. El tramo afectado era el situado entre los kilómetros 75 y 30, en ambos sentidos de la circulación.

Un trayecto que a primera hora de la mañana puede realizarse en 45 minutos, este miércoles está costando tres horas La DGT informaba que en la Comunidad de Madrid los principales problemas se debieron al colapso en las vías del núcleo urbano de la capital.Varios conductores denunciaron que, en efecto, los problemas se han producido en los accesos a la M-30, principalmente. Como ejemplo, de Getafe a Arturo Soria, un trayecto que a primera hora de la mañana puede realizarse en 45 minutos, este miércoles está costando tres horas.

El Ayuntamiento de Madrid había anunciado una ampliación de sus efectivos de gestión y vigilancia de la circulación debido a la lluvia anunciada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), entre las 6 y las 12 horas, coincidiendo con la hora punta de entrada a la ciudad.

En la capital, la peor parte se la llevó a primera hora de la mañana la circunvalación de la M-30. Varios accidentes han dificultado la circulación entre la carretera de Andalucía y el nudo de Manoteras, pero también entre la Complutense y el by-pass.

La situación se agravó además porque el servicio de Cercanías también se vio parcialmente afectado por el temporal. Según la información a través de Twitter, las líneas C2 y C7 sufrieron retenciones, por lo que los trayectos entre la capital y Alcalá y Guadalajara estuvieron ralentizados a primera hora de la mañana.

Fuera de Madrid, el tráfico también estuvo muy complicado en las entradas de Barcelona y Sevilla por retenciones que la DGT achacó a la lluvia.

Consulta aquí más noticias de Madrid.