La superficie quemada estos días en Galicia "supera" las 11.500 hectáreas ardidas el resto del año

  • Así lo manifestó la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez.
  • "Creedme, el cien por cien de los incendios fueron provocados", reiteró.
  • En los nueve primeros meses de 2017 se calcinaron en Galicia unas 11.500 hectáreas, casi la mitad que en 2016, lo que había supuesto un "éxito".
Zonas siniestradas de los montes gallegos.
Zonas siniestradas de los montes gallegos.
EFE / Salvador Sas

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, ha avanzado este martes que, a falta de datos concretos, la superficie ardida durante este fin de semana será "superior" a la quemada el resto del año, unas 11.500 hectáreas, y ha dicho: "Creedme, el cien por cien de los incendios fueron provocados".

Al comienzo de su comparecencia a petición propia ante el Pleno del Parlamento para informar de la situación de los incendios que asolaron Galicia el fin de semana, Vázquez ha recordado a los cuatro fallecidos en la comunidad y a los 38 de Portugal por el fuego.

En los nueve primeros meses de 2017 se calcinaron en Galicia unas 11.500 hectáreas, casi la mitad que en 2016, lo que a juicio de la titular de Medio Rural refleja que el operativo puesto en marcha por la Xunta funcionó con "éxito" pese a un verano extraordinariamente cálido y seco, con situaciones que, a nivel meteorológico, fueron de "las más duras del último siglo".

Hasta mediados de septiembre, a pesar de existir más incendios que el año anterior, se registraron 9.500 hectáreas quemadas menos que en 2016.

"Galicia estaba tranquila" y, ante las condiciones meteorológicas extremas marcadas por la sequía, el operativo antiincendios funcionaba a "pleno rendimiento", por encima de lo habitual para un mes de octubre, e incluso "superior al de muchos veranos".

Con estos datos, Vázquez ha pedido a la oposición unidad frente a los incendiarios a los que ha acusado de terroristas. "Creedme, el cien por cien de los incendios fueron provocados", ha remarcado.

Reacciones

Una vez desactivadas todas las medidas preventivas por la proximidad del fuego a zonas pobladas y superados los momentos críticos -la llegada de las lluvias ha ayudado a los equipos de extinción-, el debate político sobre la gestión forestal en la comunidad autónoma se ha abierto paso tras las manifestaciones de protesta celebradas en diversas ciudades gallegas.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mantiene su versión de que se trata de "terrorismo ambiental" ha pedido a la sociedad que sea "absolutamente intolerante" con los incendiarios y ha alabado la labor de los equipos de extinción, además de adelantar que el Gobierno habilitará ayudas para las zonas más afectadas.

Por su parte, en la aldea de Chandebrito, en el ayuntamiento de Nigrán, Pedro Sánchez informó de que, en su próxima reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, pedirá la activación del fondo de solidaridad europea para Galicia, Asturias y Castilla y León, las tres autonomías más afectadas por los incendios forestales.

Del mismo modo, el secretario general socialista ha pedido "cautela" a la hora de demandar responsabilidades políticas y ha afirmado que en el PSOE serán "leales" y no repetirán el comportamiento del PP con motivo de la ola de incendios de 2006, cuando había en Galicia un gobierno bipartito de PSdeG y BNG.

Pablo Iglesias ha subrayado que "en política hay que asumir las responsabilidades" y ha instado a la Xunta a hacerlo con las suyas en materia de incendios forestales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento