Junkera, en el encendido oficial de las luces del Casco Viejo
Junkera, en el encendido oficial de las luces del Casco Viejo MART CALLEJA

Son casi once kilómetros de hilo luminoso por todas las calles del Casco Viejo los que ya dan la bienvenida a la Navidad.

Y Kepa Junkera fue ayer el maestro de ceremonias del tradicional acto de encendido de las luces navideñas que cada año ponen en marcha la asociación de comerciantes.

La Navidad llegó al Casco Viejo, un día antes que en el resto de Bilbao, con una novedosa instalación.

La iluminación dibuja por las Siete Calles monumentos tan típicos del barrio histórico como la fachada del Arriaga, la fuente del Perro y la iglesia de San Antón. Aunque también están representados otros elementos tan modernos como los fosteritos.

Y todo con un ahorro importante de energía. El sistema de luces utilizado permite ahorrar un 42% en coste energético. El coste diario de las luces es de 48,5 euros.

También se inauguró un belén audiovisual de 30 metros cuadrados en el pórtico de la Iglesia de San Nicolás con efectos especiales, música... Para entrar, hay que donar un euro.