Fugitivos más buscados
Cartel difundido por la Policía Nacional con los fugitivos más buscados, entre ellos Vicente Lamarca, detenido en octubre de 2017 en Venezuela. POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha localizado y detenido en Venezuela, en colaboración con las autoridades de aquel país, a Vicente Lamarca Sánchez, uno de los fugitivos españoles más buscados y que ha podido ser encontrado gracias a la colaboración ciudadana solicitada por la Policía.

La Dirección General de la Policía ha informado este martes de la detención en Venezuela de Lamarca Sánchez, quien está acusado de tráfico de drogas, delito contra la hacienda pública, blanqueo de capitales y quebrantamiento de condena.

Figuraba en la lista de los diez fugitivos nacionales más buscados difundida por la Policía a finales del pasado año a través de sus redes sociales. Gracias a esta difusión se recibieron diversas informaciones que permitieron abrir nuevas líneas de investigación que han hecho posible su arresto, ha informado la Policía.

Sobre Lamarca pesaba una orden internacional de detención por su presunta participación en una organización criminal de ámbito internacional dedicada a la introducción y comercialización de cocaína en España procedente de Suramérica oculta en contenedores.

Es considerado el líder de este grupo y el encargado de facilitar la documentación necesaria para el despacho en aduanas de contenedores con mercancía legal e ilegal. Tres de estos contenedores transportaban importantes cantidades de cocaína.

Fugado en un permiso

Tras su arresto ingresó en prisión, pero en enero de 2016, mientras disfrutaba de un permiso penitenciario para ver a un familiar, aprovechó un descuido de los agentes que le vigilaban y logró huir saltando por una ventana.

A partir de ahí la investigación realizada por el Grupo de Localización de Fugitivos Nacionales de la Policía Nacional siguió diferentes vías y situó al fugitivo en Suramérica, a pesar de la especial dificultad que supuso dar con su paradero debido a su posición económica y la extensa red de contactos con la que contaba.

Su nombre se vinculó a la operación Lezo por hacer negocios con varios familiares de Ignacio GonzálezEn una primera fase de la investigación se controlaron todas las empresas que Lamarca dirigía en España directamente o a través de personas interpuestas, que ascendía a cuarenta, así como otras propiedades vinculadas a él.

De hecho, su nombre saltó también a la palestra a raíz de la operación Lezo, ya que en 2011 representó a una empresa en Reino Unido que hacía negocios con varios familiares del expresidente madrileño Ignacio González, ahora en prisión por este caso.

Se supo que estaba escondido en algún país sudamericano y utilizaba documentación falsa o usurpada, y que mantenía contacto con sus familiares más cercanos a través de locutorios, según la misma fuente.

Las gestiones realizadas con las autoridades de distintos países permitieron finalmente situarle en Venezuela, desde donde la Guardia Nacional Bolivariana informó de que tenía retenido a un ciudadano español que finalmente se determinó que era el fugitivo buscado.

En el momento de su detención portaba un pasaporte español sustraído en España y una cédula de identidad venezolana con esa misma filiación. A través de la Consejería de Interior del Reino de España en Venezuela se iniciaron las gestiones oportunas para proceder a su extradición a territorio español.