Los coruñeses que hace años paseaban junto al viejo molino del parque de Santa Margarita lo podrán ver de nuevo, y como nuevo, a partir del próximo 27 de diciembre.

Así lo aseguró ayer el primer teniente de alcalde, Henrique Tello, durante la colocación de la cubierta del molino, una estructura de 5.500 kilos que los operarios tardaron dos horas en instalar. Esta estructura, de madera maciza, fue construida por la escuela taller (que agrupa a 61 personas) en el último trimestre.


Según explicó Tello, además de la restauración del molino, que data del siglo XVIII, el Ayuntamiento ha invertido un millón de euros en el acondicionamiento del estanque, la rosaleda y los juegos interactivos. El Gobierno local también quiere abrir el centro cívico del parque el día 27, aunque las obras están bastante paradas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA