Cerca de 135.000 trabajadores aragoneses tendrán que apretarse el cinturón el año que viene porque sus salarios no crecerán al mismo ritmo que los precios. La comida, la ropa, las actividades de ocio.... la vida en general cada vez está más cara, pero no todas las empresas garantizan un incremento salarial acorde con la subida de los precios.

Los empleados más afectados son los que trabajan en empresas sin convenio colectivo, cerca de 100.000 empleados en Aragón, según Comisiones Obreras. A ellos se suman otros 35.000, según el sindicato, cuyos convenios no incluyen la cláusula que garantiza el mantenimiento de su poder adquisitivo.

Estos 135.000 trabajadores representan el 30% de los asalariados de la Comunidad y pertenecen, fundamentalmente, a empresas pequeñas y de sectores específicos, como el agrícola, el comercio o la hostelería.

«En un año como este, en el que la inflación ha subido bastante, estos trabajadores pierden mucho dinero», explica Manuel Pina, responsable de Política Sindical de Comisiones Obreras.

La mayoría de las empresas que cuentan con un convenio colectivo, por su parte, garantizan a sus empleados mejoras en su poder adquisitivo y contemplan un incremento salarial por encima del IPC previsto para 2008. En esta situación, según los sindicatos, están alrededor de 315.000 trabajadores.

Los más afectados son de empresas pequeñas y sectores específicos
En los diez primeros meses del año, según datos del Ministerio de Trabajo, en Aragón se han negociado 185 convenios colectivos que afectan a un total de 152.033 trabajadores.

El consumo se ralentiza

Los salarios y los precios ya crecen a un ritmo desigual en la comunidad. En los diez primeros meses del año la vida se ha encarecido un 3,7% en Aragón, frente al 2,48% de subida media de sueldos.

La principal consecuencia de esta tendencia es la reducción del consumo doméstico. Según los expertos, las empresas venden menos porque las familias se ven obligadas a recortar gastos por la pérdida de poder adquisitivo.

Un ejemplo ficticio

María no está protegida por una cláusula de revisión salarial. En 2006 cobró 1.000 euros al mes y le prometieron una subida del 2% en 2007. El coste de la vida (IPC) acaba aumentando un 4% este año. Con la cláusula de revisión salarial, su sueldo sería de 1.040 euros en 2008, pero como no la tiene cobrará 1.020, perdiendo 20 euros al mes de poder adquisitivo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA.