Según han explicado, las últimas personas que se pueden acoger a la jubilación parcial (durante este 2018) son las nacidas antes del 31 de diciembre de 1957. En la enseñanza concertada, las personas nacidas en los años siguientes, podrían acogerse a otra modalidad "no tan beneficiosa", recogida a la nueva legislación, que haría que pudieran realizar media jornada en activo y cobrar un 50% de su pensión de jubilación, explican.

Según señalan, esta medida implicaría un ligero sobrecoste en la cotización a la Seguridad Social que debería cubrir la Conselleria de Educación. Por esto, han solicitado formalmente que se tome en consideración esta medida y se pueda implementar en las personas nacidas en los años posteriores a 1957.