La Fiscalía de Menores investiga a los padres de tres menores de origen marroquí por falsificar las edades de sus hijos al matricularles en el Instituto de Educación Secundaria Mossèn Alcover del municipio mallorquín de Manacor, informa Elmundo.es.

La Policía Nacional es la encargada de investigar el presunto delito de falsedad documental por el que los menores fueron inscritos con cinco años más de los que realmente tienen. Las investigaciones apuntan a que la causa del cambio de edad podría ser adelantar el ingreso de los niños en el mercado laboral.

La denuncia fue interpuesta por el director del instituto, Jaume Rosselló, quien sospechaba junto con otros profesores que la edad real de los niños, escolarizados este mismo curso, no se correspondía con la que rezaba la matrícula.

Niveles por debajo de sus compañeros

Los educadores coincidían en que tanto los niveles de desarrollo mental como físico de los menores mostraban una edad muy por debajo de las de sus compañeros de curso. Las pruebas de oseometría realizadas por la Policía confirmaron que el mayor de los dos hermanos, que había sido matriculado con 15 años de edad, tiene entre ocho y diez años.

Su hermano menor, matriculado con 13, tiene en realidad 7 u 8

Su hermano menor, matriculado con 13, tiene en realidad 7 u 8, lo mismo que el tercero de los menores, a quien hicieron pasar por un alumno de 12.

La Policía no ha realizado ninguna detención por el momento a pesar de que los padres de los tres menores, al parecer sin ningún vínculo conocido entre ellos, están siendo investigados. Uno de ellos se halla fuera del país aunque se ha informado de que no existe riesgo de fuga.

Tanto el cuerpo policial como la Fiscalía de Menores creen que existen otros casos similares de falsedad documental.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PALMA DE MALLORCA