Galicia registra 50 incendios forestales -entre activos, estabilizados y controlados- en la mañana de este martes, en la que ya no hay fuegos con la situación 2 decretada tras ser desactivada en cinco fuegos en la provincia de Ourense y dos en la de Lugo.

Según ha informado la Consellería do Medio Rural en relación a los datos actualizados hasta las 10,00 horas, permanecían activos 23 incendios forestales en la Comunidad gallega, de ellos cuatro en la provincia de Lugo -tres en parroquias del municipio de Cervantes- y otro en Negueira de Muñiz; y seis en la de Pontevedra -Ponteareas, Nigrán, dos en Salvaterra do Miño, Fornelos de Montes y Cotobade-.

En la provincia de Orense se registran 13 incendios activos, que se localizan en los municipios de A Gudiña, Paderne de Allariz, Parada de Sil, Baños de Molgas, Lobios, Vilar de Barrio, Melón, dos fuegos en Maceda, Esgos, Montederramo, Xunqueira de Espadañedo y Chandrexa de Queixa.

Hay ocho fuegos estabilizados y otros 22 que permanecen controlados

Mientras, están estabilizados ocho fuegos, de ellos dos en la provincia de Lugo -Monforte y As Nogais-; tres en la de Ourense -dos en Vilariño de Conso y otro en San Xoán de Río- y otros tres en la de Pontevedra -Salceda de Caselas, Gondomar y Caldas de Reis-, aunque esta ya va recuperando la normalidad y ha comenzado a evaluar los daños.

Por su parte, otros 22 incendios forestales permanecen controlados; once de ellos en la provincia de Ourense -San Cristovo de Cea, Piñor, dos en Montederramo, Boborás, A Gudiña, A Mezquita, Vilardevós, Vilariño de Conso, Vilamarín y Lobios-.

Entre los fuegos controlados se incluyen, además, otros siete en la provincia de Pontevedra -Silleda, As Neves, Baiona, Ponteareas, Mos y dos en Cotobade- y otros cuatro en la de Lugo -Triacastela, Pantón, Antas de Ulla y Chantada-.

Medio Rural ha informado, asimismo, de que siete incendios han quedado extinguidos en las últimas horas en Galicia en el municipio coruñés de Neda -parroquia de Anca-, así como en los lucenses de Samos -dos en las parroquias de Renche y O Real- y Friol -en Anxeriz y Xía- y en los ayuntamientos ourensanos de Vilariño de Conso -parroquia de Sabuguido- y Chandrexa de Queixa -parroquia de Queixa-.

Heridos de poca consideración

Dos brigadistas han sido ingresados en observación en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) y más de 30 personas han recibido asistencia en Puntos de Atención Continuada (PAC) de Galicia por problemas sanitarios derivados de los incendios forestales.

Eso sí, su dolencia no reviste gravedad. Han sido atendidos por intoxicación por monóxido de carbono y está previsto que incluso este mismo martes abandonen el centro hospitalario.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.