Precisamente, y en declaraciones a Europa Press, el regidor de Friol, José Ángel Santos, ha explicado que en la noche no hubo desalojos de viviendas y que únicamente quedó afectado un pajar aislado.

Con el cielo cubierto, en esta localidad lucense también se esperaron las lluvias para que la situación de incendio controlado pasase a ser extinguido.

La noche, ha explicado el alcalde, se vivió con "mucha preocupación" en la zona afectada por el incendio, localizado en Anxeriz. "Hubo mucha tensión, momentos críticos", ha reconocido el regidor, quien ha destacado los "esfuerzos de las brigadas".

"Creo que tenemos que sacarnos el sombrero con brigadas, agentes forestales y los vecinos, que les debemos mostrar nuestro agradecimiento", ha incidido el regidor, que ha visitado las zonas afectadas acompañado del conselleiro de Economía, Francisco Conde, el delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro, y la presidenta provincial del PP, Elena Candia.

"MOMENTOS DELICADOS"

"Momentos delicados" fueron los que se vivieron en Monforte, cuyo regidor, José Tomé Roca, ha dado por controlado el fuego forestal que se inició en Chavaga. "Durante las tareas de extinción hubo un momento delicado, entre las 3 y las 5 de la madrugada en Ríos y Alto de Chavaga", ha explicado a Europa Press.

De hecho, el regidor monfortino ha indicado que hubo que invitar a los vecinos a que dejasen las casas, que cogieron algunas pertenencias. Con todo, pudieron volver a partir de las 5 y se "consiguió que no hubiera ningún daño a edificios".

Por su parte, el regidor de Cervantes, en donde se mantiene la alerta 2, ha manifestado que la noche ha sido "muy negra" y que el viento hizo del fuego "algo imprevisible". De hecho, hubo que luchar contra el fuego para salvar las casas y hubo desalojados.

Consulta aquí más noticias de Lugo.