El Juzgado de Instrucción número 8 de Granada ha decretado el sobreseimiento libre y archivo de la causa contra los cuatro investigadores del Banco Nacional de Líneas Celulares de Granada que fueron acusados de un delito de manipulación genética.

En el auto la magistrada mantiene, entre otras consideraciones, que la actividad de los investigadores denunciados se encuadra "dentro del marco legal básico para el desarrollo de sus respectivas funciones de investigación", que se concreta en normas tanto de carácter comunitario, como estatal y autonómico.

La resolución, contra la que cabe interponer recurso o de apelación, llega después de que la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) pidiera el pasado 30 de noviembre el archivo de las diligencias previas ante la falta de relevancia penal de los hechos.

La demandante, una particular

La investigación que se ha instruido en Granada partió de un Juzgado de Santiago de Compostela, donde una ciudadana presentó una denuncia en la que sostenía que investigar con preembriones es anticonstitucional y supone un atentado contra la vida.

Sin embargo, los estudios con células madre están amparados legalmente en Andalucía, después de que la Junta lo aprobara.