Por un transporte ecológico
El INEGA promueve el ahorro energético y la sana movilización. ARCHIVO

El Instituto Energético de Galicia (INEGA) colaborará con el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, al que aportará una subvención de 140.000 euros, para ayudar a la puesta en marcha del plan de potenciación del uso de la bicicleta en la capital de Galicia.

El portavoz de la Junta de Gobierno local compostelana, Néstor Rego, informó de que, con carácter de urgencia, hoy se aprobó que el Ayuntamiento de Santiago y el INEGA formalizarán un convenio para la promoción y potenciación del uso de la bicicleta como medio de transporte urbano.

Un nuevo servicio

Rego destacó que se trata de un "proyecto innovador e ilusionante", que surgió de la iniciativa de la concejal de Medio Ambiente, Elvira Cienfuegos, y del edil de Transporte, Carlos Nieves.

En cuanto a la colaboración prevista, el INEGA aportará 140.000 euros, que se invertirán en bicicletas, estaciones aparcabicis, obra civil y demás instalaciones necesarias para la puesta en marcha del servicio, incluida la publicidad. La Concejalía de Transportes asumirá el coste del mantenimiento anual del servicio, que asciende a 39.080 euros.

Se invertirán en bicicletas, estaciones aparcabicis, obra civil y demás instalaciones necesarias
En virtud de este convenio, el Ayuntamiento de Santiago se compromete a construir un mínimo de tres bases para aparcar bicicletas, comprar 100 bicis y gestionar el sistema de forma que el público disponga de estas.

Según recordó el ayuntamiento, este plan fue representado recientemente por el propio alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, y por el concejal de Transportes, Carlos Nieves, con la previsión de que entre en funcionamiento en marzo de 2008.

Sistemas de alquiler

El coste para los usuarios será de seis euros anuales. Aunque el convenio prevé un mínimo de tres bases, la intención municipal es habilitar diez puntos de recogida de bicicletas: Campus Sur (2), Campus Norte, Ensanche, Fontiñas, Casco Histórico, Terminal de Autobuses, Estación del Tren, Vite-Vista Alegre y San Lázaro.

Allí, los usuarios tendrán a su disposición 100 bicicletas, 10 de ellas con motor, que podrán emplear gracias a una tarjeta o un dispositivo a través del teléfono móvil, algo aún pendiente de determinar.

El uso de la bicicleta obligará también a hacer alguna modificación en la Ordenanza de circulación y uso de la vía pública, de forma que en determinadas calles se pondrá la limitación de velocidad en los 30kilómetros/horas.

La Concejalía de Movilidad preparar estas adaptaciones con el objetivo que estén listas en enero.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTIAGO DE COMPOSTELA.