«Si entras aquí, estás muerta»

Una adolescente cuenta a 20 minutos su paso por las Queenas, la rama femenina de los Latin King
Éste es uno de los tres saludos característicos de las Queenas. Es elque utilizan las líderes de la banda.
Éste es uno de los tres saludos característicos de las Queenas. Es elque utilizan las líderes de la banda.
Erik Mólgora
«Si entras aquí, estás muerta», le dijo una latin queen a Esther (el nombre ha sido cambiado), una adolescente que entonces tenía doce años y que, ávida de aventura, no vaciló en decir sí. Era la bienvenida a esta banda, las Queenas, la rama femenina de los Latin King, una pandilla juvenil con un complejo entramado que cada día capta a más chavales en Madrid.

Pero Esther no sabía lo que le esperaba. Lo que comenzó como una forma de hacer piña con los amigos se convirtió en una pesadilla. «Yo era pequeña y no veía más allá, pero luego me di cuenta de que eso era un infierno», decía ayer Esther en presencia de su madre. Con tan sólo trece años, esta chica llegó a ser una reina, el paso previo para convertirse en una líder.

«Me pasé más de un año robando móviles, carteras, las joyas de la familia, ausentándome de clase y recibiendo palizas en el grupo». Luego decidió dejar la banda. Pero no ha sido fácil. «Para salir  había que pagar y yo me negué. Entonces empezaron las persecuciones. Todavía hoy voy por la calle con el corazón en la boca», cuenta. Ahora tiene quince años y ha presentado diversas denuncias a las que ha tenido acceso 20 minutos tras haber sido golpeada en varias ocasiones.

Nueve bandas y 1.000 miembros

Las pandillas latinas están formadas, por lo general, por chicos de origen ecuatoriano y dominicano. Pero cada vez se suman más españoles, algunos gitanos. También hay jóvenes de países del Este. Según la Delegación de Gobierno, en Madrid hay nueve bandas con 400 miembros, aunque pueden llegar a 1.000. En el último año se han producido unas 90 detenciones.

Para salir de la banda hay que pagar y dan palizas por incumplir las normas

Las Latin Queens, a la sombra de los Latin King. Forman parte de la organización, pero su perfil es más discreto. Suelen ir de acompañantes y las órdenes se imparten a través de las supremas, el cargo más alto al que puede aspirar una chica. No participan en broncas al mismo nivel que los chicos, pero roban igual que ellos.

Las claves del grupo

¿Cuándo nacieron? El 14 de febrero es el día que los Latin y las Queenas han escogido para celebrar su nacimiento, del que se han cumplido ya cuatro años.

¿Cómo las captan?: En el colegio, a través de amigos. Les dicen que siempre las protegerán si les ocurre algo, aunque también las advierten de la «responsabilidad que supone entrar».

¿Cómo es el ritual de entrada?: La iniciación corre por cuenta de la suprema o inca, la líder. Cuando se ha dado el sí, hay que pagar cinco euros.

¿Cuál es el siguiente paso?: El 360. Así se denomina la reunión que se hace en un parque y en la que los miembros del grupo forman un círculo donde están muy pegados los unos a los otros. Simboliza la fuerza interior de la banda.

¿Se puede salir?: Sólo está permitido cuando las chicas demuestran que sus padres se han enterado y tienen problemas por ello. Para dejar la banda hay que pedir permiso a una suprema y pagar 120 euros. Saltarse las normas origina una paliza. Muchas no abandonan por miedo a las represalias.

NOTICIAS ANTERIORES

Mostrar comentarios

Códigos Descuento