Dos escaladores profesionales, miembros de colectivo Casas Viejas, se han colgado a 120 metros de altura con una pancarta de 10 m desde el puente del V Centenario con el lema: Casas Viejas resiste.

Permanecerán de manera indefinida en una estructura de escalada de 1.20 por 1.70 metros.

"Se trata de la escalada con más altura realizada hasta ahora en la provincia de Sevilla", comenta un miembro de Casas Viejas a 20 minutos.

Subieron anoche, están en una especie de hamaca y se han llevado comida y bebida para resistir.

Con esta nueva acción, quieren reivindicar que retiren los cargos contra los compañeros que se han resistido "dignamente", como dice el comunicado, en el Centro Social.

Dicen que Casas Viejas no es solo un edificio sino un proyecto que no ha hecho nada más que empezar "integrado por muchas personas, ideas e ilusiones".

Para el colectivo, el desalojo ha servido para poner de manifiesto "su capacidad de movilización y acción social pacífica e inteligente".

Van a continuar la lucha contra la especulación inmobiliaria por una vivienda digna y por la creación de espacios sociales autogestionados.

Asímismo, la Policía Nacional afirma que están investigando a todo el movimiento okupa de Sevilla por su posible vinculación con el entorno de la banda terrorista ETA, algo que el movimiento ha desmentido.

Los agentes encontraron cartelería en euskera y documentación informática que está analizando la brigada provincial de información.

Además, los vecinos del Pumarejo han exigido hoy a IU que pague los destrozos ocasionados tras el desalojo del Centro Social Ocupado Autogestionado de Casa Viejas por su apoyo al colectivo.