La maestra británica Gillian Gibbons, detenida en Sudán por permitir que sus alumnos le pusieran el nombre del profeta Mahoma a un oso de peluche, ha sido liberada.

Ha estado encarcelada 15 días

Gibbons, de 54 años y natural de Liverpool, ha estado encarcelada durante quince días, y ha obtenido el perdón presidencial este mismo lunes.

La profesora ha sido trasladada a la embajada británica en Jartum y que es posible que regrese a su país con los dos parlamentarios británicos que han negociado su liberación.

Pedían su ejecución

Tras la decisión del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, de indultar a Gibbons, unas 300 personas se concentraron frente a la embajada británica para protestar por la medida.

La mayoría de los manifestantes, que pertenecen a grupos religiosos islámicos y de tendencia sufí, corearon eslóganes contra el gobierno británico y pidieron la ejecución de la profesora por haber insultado al islam.

Un amplio dispositivo policial en torno a la embajada impidió el acceso de los manifestantes a su interior, en donde en estos momentos permanece Gibbons, acompañada por los dos parlamentarios musulmanes británicos, Nazir Ahmed (laborista) y la baronesa Sayeeda Hussain Warsi (conservadora), que negociaron su liberación.