El juez de guardia de Palma dictó el viernes una orden de alejamiento contra una mujer de nacionalidad rumana que había sido detenida por mendigar en la zona centro de Palma, según recoge el Diario de Mallorca.

Si se la sorprende merodeando de nuevo por determinadas calles, la mujer podría ingresar en la cárcel

La resolución judicial prohíbe a esta mujer establecerse en determinadas calles de la ciudad. Si se la sorprende merodeando por estas zonas podrá ser de nuevo detenida y podría ingresar en la cárcel por un delito de quebrantamiento de condena, según le indicó el juez a la mujer.

La joven, de unos 25 años de edad, fue detenida el pasado viernes en los alrededores de la calle Bonaire, en Palma. Un agente de la ORA que se encarga del control de los estacionamientos se dio cuenta que la joven estaba pidiendo limosna a los transeúntes que pasaban por la zona. Parece ser que no era la primera vez que se ha dedicado a pedir limosna y en muchas ocasiones pide dinero porque afirma que sufre una grave enfermedad, aunque otras veces también simula ser sordomuda.

Cuando el agente le pidió explicaciones sobre su presencia en esta calle la mujer reaccionó de una forma muy violenta. Amenazó al funcionario y le anunció que iba a llamar a su marido para que le propinara una paliza.

Detenida por amenazas y estafa

La mujer fue detenida por amenazas de muerte y por estafa, ya que estaba pidiendo dinero diciendo que estaba enferma cuando no era cierto.

Tras la celebración de un juicio rápido, el magistrado dictó una sentencia condenatoria contra la mujer, además de una orden por la que se le prohibía a esta joven merodear por las calles del centro de la ciudad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PALMA.