concentración plaza mayor, salamanca
Entre 18.000 y 30.000 personas protestaron el domingo frente al Ayuntamiento. JESÚS FORMIGO / ICAL

Miles de personas, 18.000 según la Policía Local y más de 30.000 según los organizadores, se concentraron el domingo en la plaza Mayor de Salamanca para protestar por la subida de tasas e impuestos municipales propuesta por el Consistorio salmantino.

Si las medidas se aprueban, la contribución subiría una media de 45 euros

 

Si las medidas planteadas por el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, se aprueban definitivamente, la contribución subiría una media de 45 euros, la basura 17 euros y el agua un 14 por ciento, mientras que el bonobús sufriría un incremento del 85 por ciento.

El portavoz municipal del Grupo socialista, Fernando Pablos, se mostró crítico con la actitud del alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote. "El alcalde sólo tiene dos salidas posibles: rectificar o dimitir", aseveró Pablos, quien se mostró muy enfadado por las "trabas" que la Policía Local ha puesto tanto a los periodistas como a los manifestantes.

 

El bonobús sufriría un incremento del 85 por ciento

 

Por su parte, el presidente de la Federación de Vecinos, José María Collados, criticó la gestión de Lanzarote y le pidió que dé marcha atrás porque, en su opinión, "ha subido los impuestos por perdonarle la deuda a varios constructores amigos".

La concentración estuvo apoyada por diversos partidos políticos, entre ellos Los Verdes, representado por su secretario provincial, Ángel Gamazo, quien afirmó que "si el alcalde no rectifica en enero, llevaremos este caso a los tribunales".

Por su parte, el secretario provincial de Izquierda Unida, Gorka Esparza, quiso lanzar un reto a Lanzarote. "Le pido al alcalde que se presente a las próximas generales como número tres del Partido Popular para que el pueblo pueda valorar su comportamiento", declaró.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SALAMANCA