Adios a la pared de contenedores
El presidente de la Autoridad Portuaria indicó que las obras estarán listas "en un año y pico". ARCHIVO

El uso futuro del puerto de Santa Cruz de Tenerife es radicalmente distinto al que tiene ahora mismo. El paseante por la avenida José Antonio (que discurre entre el Cabildo y el Parque Marítimo) dejará de tener esa pared de contenedores con la que se encuentra hoy en día.

El paseo contará con vistas al mar, a una marina deportiva y locales comerciales. Las terminales de contenedores que se ubican en la dársena de Los Llanos se trasladarán hasta la del Este, una vez que las obras de ampliación terminen. El presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodríguez Zaragoza, prevé que la conclusión de las obras que se están llevando a cabo será "en un año y pico".

Traslado a la zona Este

De esta manera, con los 57.000 metros cuadrados de superficie que se ganarán a partir de la ampliación de los terrenos que ocupaban los astilleros de Nubasa, las operaciones de graneles sólidos, líquidos y contenedores se realizarán en la dársena del Este.

Estas operaciones, que en parte se estaban realizando en la dársena de Los Llanos, se trasladarán. "La zona quedaría con el entronque puerto-ciudad, el gran escenario del Carnaval, una gran marina deportiva y tiendas y lugares de ocio", explica Rodríguez Zaragoza.

La zona quedaría con el entronque puerto-ciudad, el gran escenario del Carnaval, una gran marina deportiva y tiendas y lugares de ocio

Las actividades económicas y sociales previstas por el presidente de Puertos se distribuirían por la dársena de una forma ordenada. El espacio fijo para la instalación de un escenario para el Carnaval será en el que tradicionalmente se celebra el concierto de Navidad; la gran marina deportiva será una ampliación de la que existe actualmente junto al dique; y las zonas comerciales y de ocio se instalarán en el espacio más cercano al Auditorio.

Uno de los problemas de este proyecto es que será necesario negociar con los concesionarios de las terminales de contenedores que se instalan allí para que se trasladen. "Hay terminales de contenedores que tendrán que ser recolocadas, entre otras cosas, porque les vence la concesión", comentó Rodríguez Zaragoza.

Un reencuentro con el mar

La zona urbana que ocupa el puerto de Santa Cruz, entre el Parque Marítimo y Paso Alto quedará libre de contenedores, con lo que la ciudad se reencontrará con el mar.

Además, el proyecto de la vía litoral soterrará la carretera hacia San Andrés, con lo que se logrará un acceso más fluido a toda esta nueva parte portuaria cargada de comercios, zonas de ocio y el escenario que se usará para el Carnaval y otros actos. Así, el futuro del centenario puerto es su reconciliación con la ciudad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTA CRUZ DE TENERIFE.