Los venezolanos han rechazado el proyecto de reforma constitucional que había propuesto el presidente Hugo Chávez en un referendo, cuyo resultado adverso ha reconocido esta madrugada el jefe del Estado venezolano.

"No es ninguna derrota. Es otro 'por ahora'", ha manifestado Chávez, en una declaración ante la prensa en el Palacio presidencial de Miraflores, unos minutos después de conocerse los resultados oficiales.

No es ninguna derrota. Es otro "por ahora"

"Felicito a mis adversarios por esta victoria", ha dicho el presidente venezolano que propuso los cambios en la Carta Magna de 1999 para "dar más poder al pueblo", mientras la oposición consideraba que era un instrumento para instalar un "socialismo autoritario".

"Por ahora, no pudimos", ha insistido Chávez, antes de agregar que cumple con su compromiso de respetar las instituciones, en una cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

A pesar de reconocer el fracaso del referéndum, el líder venezolano ha destacado que este se había producido por un porcentaje "muy chiquito".

"Gana la democracia"

El líder opositor Leopoldo López ha afirmado que "es el momento" de que se encuentren "todos los venezolanos", en su primera reacción tras ganar el "no" a la reforma.

"Gana la democracia", ha afirmado López, alcalde del municipio caraqueño de Chacao y miembro del partido Un Nuevo Tiempo.

Más de la mitad, en contra

Más del 50% de los venezolanos se ha pronunciado en contra de la reforma constitucional propuesta por Chávez, según el primer boletín oficial dado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que cifra la abstención en el 44,9%.

El CNE ha señalado que un 50,7% de los venezolanos ha votado en contra del primer bloque de artículos sometidos a consulta, mientras un 49,29 se pronunciaba por el "sí". Asimismo, un 51,05% ha rechazado el segundo bloque de artículos mientras lo aprobaba un 48,94%.