Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra
Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra AYUNTAMIENTO/ EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha informado en una nota de que esta modificación de ordenanzas incorpora como principal novedad una disminución del tipo de gravamen del impuesto de bienes inmuebles de naturaleza urbana, que se reduce hasta el 0,520 por ciento.

Esta rebaja fiscal, según el Consistorio, unida a la actualización de los valores catastrales para 2018, supondrá una rebaja media en el recibo del IBI de 21 euros para el próximo año.

El equipo de gobierno municipal y la alcaldesa Ana Isabel Jiménez han considerado que los vecinos de Alcalá de Guadaíra "deben beneficiarse de esta bajada del IBI, en un escenario como el actual de recuperación económica y en el que se aprecia un comportamiento positivos de otros ingresos públicos".

Además, el Ayuntamiento ha indicado que esta reducción del IBI es posible gracias a la "mejora en la eficiencia de la gestión económica a través de la reducción de partidas de gasto corriente operativo y un incremento de las partidas destinadas al gasto social".

Esta modificación del IBI, acompañada de una optimización presupuestaria, permitirá en los próximos ejercicios seguir aumentando el nivel de servicios a los ciudadanos e incorporar nuevos derechos y ayudas sociales, como por ejemplo los premios al mérito académico puestos en marcha este año, según el Consistorio.

Esta bajada del IBI para 2018 situará a Alcalá de Guadaíra como uno de los municipios de la provincia con un tipo más reducido de este impuesto en comparación con el fijado en otras localidades, según afirma. Así en Alcalá el tipo estará fijado en el 0,520 por ciento, mientras que la media de la provincia de Sevilla se sitúa en 0,562 por ciento, "siendo muy superior en municipios vecinos como en Morón, con el 0,73 por ciento, Carmona con el 0,627 por ciento, Mairena del Alcor con el 0,62 por ciento, o Coria del Río con el 0,67 por ciento".

Además, la modificación de las ordenanzas fiscales para 2018, se incorporan otras medidas que "ayudarán a mejorar la gestión y ofrecer más beneficios a los contribuyentes".

De este modo, "se agilizan y simplifican los trámites para solicitar aplazamientos y fraccionamiento de pago de los impuestos municipales gestionados por el Ayuntamiento".

"Se amplían plazos como los de solicitud de bonificaciones a los titulares de familias numerosas, y se mejoran los criterios de aplicación de determinados beneficios fiscales, como los referidos a los de vehículos adaptados de personas con movilidad reducida", según ha indicado el Ayuntamiento.

Igualmente, se declaran exentas de tasa de ocupación de vía pública las campañas informativas de entidades sociales, se reducen de 30 a 15 euros las tasas por ocupaciones de vía pública en caso de obras de escasa incidencia, y se modifica la tasa de matrimonio civil para adecuarla al coste efectivo de los servicios que se presta el Ayuntamiento fuera de jornada laboral.

Por su parte, las ordenanzas fiscales para 2018 serán sometidas a la aprobación inicial por el Pleno previsto para el próximo 19 de octubre.

"El equipo de gobierno espera contar con el apoyo de los grupos municipales para la aprobación de esta reforma, ya que se recoge el acuerdo aprobado como moción de forma muy mayoritaria en el Pleno del pasado mes de septiembre".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.