Tendrán un GPRS instalado y llegarán antes. Alrededor de 200 taxistas de la cooperativa de Radiotaxi van a instalar en sus vehículos el sistema GPRS. Este software permitirá tener mucha más cobertura, con lo que se podrá pagar con tarjeta de crédito en pedanías de la zona de la huerta en las que hasta ahora no se podía.

Además, también se reducirán los tiempos de espera al atender una llamada de teléfono, que pasarán de 4 a 2 minutos.

«Se mejorará el servicio al usuario porque todo va a ir más rápido al funcionar por satélite. También podremos desarrollar nuestro trabajo con mayor seguridad porque estaremos localizados en todo momento», explicó a 20 minutos el presidente de la Federación del Taxi, José Corbalán.

La Consejería de Economía, Empresa e Innovación otorgará una subvención de 243.750 euros a la Federación del Taxi para financiar el proyecto.