La Guardia Civil detuvo ayer a ocho inmigrantes irregulares de nacionalidad argelina que llegaron en pateras a la costa de Cartagena, y halló dos embarcaciones de fibra de tres y cuatro metros de eslora en una cala y una playa de este término municipal, según informó la Delegación del Gobierno. Las primeras detenciones se produjeron en tierra a las 7.30 horas, en Playa Honda, donde los agentes localizaron a cuatro inmigrantes que iban con las ropas mojadas, en tanto que a las 9.45 horas interceptaron a otros dos en la zona de Monte Blanco. Posteriormente, fueron localizados dos inmigrantes en la cala Dentoles, entre Calarreona y Calblanque. Los arrestados son hombres mayores de edad y están bien.