Según ha informado la compañía eléctrica este viernes en un comunicado, los trabajos han supuesto una inversión superior a los 21.000 euros y han consistido en la sustitución de las cabinas tradicionales por otras más compactas y fáciles de maniobrar.

El nuevo centro de transformación está dotado de equipos de actuación remota y un sistema de comunicaciones que permite accionar a distancia sus dispositivos de maniobra desde el centro de control que Endesa tiene en Barcelona, evitando así la necesidad de tener que desplazarse sobre el terreno en caso de una incidencia.

Consulta aquí más noticias de Girona.