Antes de la crisis, Laura ganaba 2.600 euros al mes como realizadora en una de las más conocidas productoras de televisión de España. Despedida tras su segunda maternidad —porque su puesto "había desaparedido", según le dijeron— Laura es ahora madre soltera con dos hijos, de 4 y 2 años, y acaba de encontrar un empleo a tiempo parcial como profesora de extraescolares, por 750 euros al mes, después de un año sobreviviendo con un subsidio de 430€ y una ayuda de 600 euros que sus padres se quitan de la pensión.

"Hablo castellano, inglés y portugués, tengo casi tres carreras, he viajado por medio mundo y de repente te ves así. Con 700 euros y dos hijos. Si alguien cree que se puede vivir así, que vengan y que se pongan ellos". 

De 43 años y madrileña, Laura da el perfil exacto del nuevo pobre español, ese que se ubica entre la estrechez y la indigencia. El que, como dicen en la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social (EAPN), "no está en las puertas de las iglesias, sino que camina al lado nuestro, mezclado en la cola del supermercado de descuentos, con trabajo parcial o temporal, niños a su cargo y en su mayoría en hogares monoparentales".

El 82,1% de las personas pobres son españolas, por un 17,9% de extranjeras EAPN ha presentado este lunes su séptimo informe de la pobreza en España. El objetivo era estudiar la composición y las características de la población pobre en España en el año 2017 y han descubierto que una parte importante de los pobres españoles son personas adultas, con nivel educativo medio o alto, con trabajo e hijos menores a su cargo. Como Laura, que ve "un sinsentido lo que ocurre en este país. Traes hijos, que se supone que pagarán las pensiones, te despiden por ello y además no recibes ninguna ayuda. Ni siquiera te consideran familia numerosa".

El informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza ha dado seguimiento a los indicadores oficiales de pobreza en su evolución 2008-2016, es decir que analiza las consecuencias de la crisis en el ámbito de la exclusión social. De dicho estudio se deduce que la desigualdad económica territorial es ahora mayor, con el norte mejor situado que el sur, que se ha producido un constreñimiento de la clase media y que en la parte baja de la escala social se consolida un perfil de pobre alejado del imaginario de la miseria debido a un empobrecimiento de una parte de la población que arrastra hacia abajo los umbrales de la pobreza y a los que las estadísticas no siempre permiten ver con claridad.

En base al cruce de datos como la tasa AROPE, que mide la renta pero también otros indicadores de carencias, o el umbral de la pobreza, EAPN atestigua modestos avances en los dos últimos años a nivel nacional que, sin embargo, no han sido suficientes para achicar la bolsa de pobreza que se ha generado desde 2008.

El 27,9% de la población, casi trece millones, está en riesgo de pobreza y exclusión. El 22,3%, o lo que es lo mismo, nueve millones de personas, están viviendo con menos de 684 euros al mes. Y más de un millón subsisten con apenas 342 euros.

¿Y cómo es el perfil habitual del nuevo pobre? Para empezar, el 82,1% de las personas pobres son españolas, por un 17,9% de extranjeras. Así, si bien muchos extranjeros residentes en España están en riesgo de pobreza y exclusión, en EAPN inciden en que "no es verdad que muchas personas pobres en España sean extranjeras".

La pobreza habita mayoritariamente junto a las familias monoparentales Por tipo de hogar, resulta evidente que la pobreza habita mayoritariamente junto a las familias monoparentales, las formadas por un único adulto, casi siempre mujer, a cargo de uno o varios hijos menores. Buceando en la estadística oficial, EAPN ha comprobado que más de la mitad de este tipo de hogares (53,5%) sigue siendo pobre aun en tiempos de recuperación económica. Y la tasa de pobreza de las personas que residen en estos hogares es del 42%, lo que equivale a decir que duplica la media nacional. La red de lucha contra la pobreza denuncia además que estas familias "están peor que antes de la crisis".

En España hay 1.541.700 hogares integrados por una madre y sus hijos, frente a 355.700 en los que es el padre el que vive con los descendientes.

Ahondando en describir con precisión la pobreza, el informe de EAPN dice que ésta se reparte ahora a partes iguales entre hombres y mujeres. Pero puntualiza que una distribución más equitativa se debe a la pobreza masculina creciente durante la crisis y no a la mejoría de la situación de las mujeres españolas.

La mayoría de los pobres están ocupados, el 32,6% trabaja, mientras que los parados suponen el 31%. En cuanto a su nivel de estudios, el 28,7% solo terminó la educación primaria o ni siquiera. Algo más de la tercera parte completó la secundaria obligatoria, el 19,2% tiene bachillerato y un 15.5% cuenta con educación superior.

Así viven las personas con menos rentas del país

EAPN ha indagado en cómo viven el día a día las personas con las menores rentas del país. Cuatro de cada diez admiten que llegan a fin de mes con mucha dificultad, antes de la crisis eran tres de cada diez, y esa condición se da solo en 1 de cada diez españoles con rentas superiores a 684 euros al mes por persona del núcleo familiar. Esto hace que los pobres en España se muestren muy "insatisfechos" con la situación económica de su hogar, el único ámbito de su vida en el que suspenden, porque por lo demás aprueban las condiciones de su vivienda, cómo es su barrio y las relaciones sociales que mantienen.

En 2009 era pobre el que percibía menos de 739 euros al mes. Hoy no se le consideraría así, lo son hasta 648, pero sus condiciones no han mejoradoUno de cada tres nunca va al cine, ni a espectáculos en directo culturales o deportivos porque no puede permitírselo. Entre los que ingresan suficiente dinero para no ser considerados pobres, este ratio no llega al 10%. Por otro lado, entre el 13% y el 27% de los españoles pobres habitan hogares en los que hay problemas de ruidos exteriores, falta de luz, goteras, podredumbre en las paredes y suelo y suciedad en el entorno. Además, el 70% de los afectados dice no poder permitirse sustituir muebles estropeados o viejos.

Finalmente, el informe asegura que uno de cada cinco (22.4%) de las personas pobres han tenido que acudir a familiares o amigos para conseguir alimentos u otros bienes básicos, y el 14,7% ha tenido que hacerlo a través de ONGs.

Laura hace tres semanas consiguió un empleo parcial, como profesora de extraescolares en un colegio de la capital en horario de mediodía. "Está muy bien pagado, pero solo puedo coger las clases de por la mañana, porque si doy también por la tarde pierdo dinero, que alguien tiene que cuidar de mis hijos y mis padres viven muy lejos". Con los 750 euros que cobrará a partir de ahora tendrá que hacer malabares para llegar a fin de mes, y no podrá dejar de pedirle ayuda a sus padres. Sus gastos fijos incluyen 500 euros de alquiler, 300 de guardería, 100 de comedor y, además, comida. "Imagínate... He ido tirando de la indemnización por el despido, pero ahora me quitan hasta el subsidio y no me consideran familia numerosa... Llevo años sin comprarme ropa, me la dan mis amigas. Lo de comer o cenar fuera, cero. De cine o de teatro, nada. ¿Vacaciones? Con lo que yo he viajado y ahora nada. Y subir la calefacción por encima de los 13 grados es una ruina. Nos abrigamos con mantas".

EAPN advierte de que España se fijó el objetivo de reducir para 2020 entre 1,4 y 1,5 millones el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social sobre la pobreza que había en 2009. Ahora para el reto necesita de una reducción de la bolsa de pobreza de 2.800.000 personas. En el último año se ha bajado 345.000, por lo que ven difícil lograr el objetivo deseado. Por eso ha aprovechado la jornada previa al Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza, para reclamar más políticas de protección social y mayor coordinación de las medidas económicas y fiscales, así como mejoras en las condiciones laborales.

Laura confía en que en unos pocos años ella y su familia consigan escapar de la pobreza, aunque ahora todavía le cuesta creérselo. "¿Cómo me veo en cinco años? Buf, ahora ni me veo... Pero entonces creo que me habrá dado un vuelco la vida. Sí. Me veo teniendo una vida modesta, ya no aspiro a un empleo como el de antes, de realizadora de series de éxito. Quizás me veo de profesora en un instituto y disfrutando de mis hijos, que son lo más bonito del mundo".