El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, insinuó ayer que ANV podría ser ilegalizada en breve si mantiene su decisión de no condenar los atentados de ETA, como ha hecho tras la muerte del guardia civil Raúl Centeno el sábado.

En declaraciones a la Cadena Ser, Rubalcaba afirmó textualmente: «Con cada no condena de un atentado estamos más cerca de la ilegalización de ANV». La vicepresidenta del Ejecutivo, Teresa Fernández de la Vega, calificó ayer de «indecente» esa ausencia de condena y también consideró que debe ser «un elemento» que el poder judicial debe tomar en cuenta para determinar su ilegalización.

Esta negativa a condenar el asesinato del agente ha provocado que el PP haya puesto de nuevo sobre la mesa la ilegalización de la que se considera sucesora de Batasuna. La ilegalización de ANV ya fue planteada el sábado por el secretario general del PP, Ángel Acebes, en la reunión celebrada en el Congreso para respaldar la lucha del Gobierno contra ETA.