La mayoría de las estaciones de esquí ya han abierto sus puertas y ofertan varios kilómetros de nieve. Cerler y Formigal lo hicieron este fin de semana con una ocupación media, pero que hace prever unas buenas expectativas para el puente.