Según ha explicado el investigador que lidera este trabajo, José Luis Ortiz, en una nota de prensa de IAA-CSIC sobre este estudio publicado en la revista 'Nature', los científicos predijeron que Humea "pasaría delante de una estrella el 21 de enero del 2017, y doce telescopios de diez observatorios europeos observaron el fenómeno".

Gracias a este despliegue de medios se ha podido reconstruir "con mucha precisión la forma y tamaño del planeta enano Haumea, con el sorprendente resultado de que es bastante más grande y menos reflectante de lo que se pensaba". Además, "es mucho menos denso de lo que se creía con anterioridad y esto soluciona algunas incógnitas que estaban pendientes de resolver para este objeto".

Haumea gira alrededor del Sol en una órbita elíptica que tarda 284 años en completar, y esta velocidad provoca que se deforme, "adquiriendo una forma elipsoidal similar a un balón de rugby". Gracias a los datos recién publicados, se conoce que Haumea mide unos 2.320 kilómetros en su lado más largo, casi igual que Plutón, pero que carece de una atmósfera global similar a la de este otro planeta enano.

"Uno de los hallazgos más interesantes e inesperados ha sido el descubrimiento de un anillo alrededor de Haumea", ha destacado el investigador Pablo Santos-Sanz, también miembro del equipo del IAA-CSIC.

Según los datos obtenidos de la ocultación, el anillo se halla en el plano ecuatorial del planeta enano, y las partículas heladas que lo componen "completan un giro en torno al planeta en el tiempo en que este rota tres veces".

Consulta aquí más noticias de Granada.