Según ha recogido en un comunicado la institución insular, el vicepresidente primero, Francesc Miralles, ha explicado que el inicio de este procedimiento "cierra un proceso largo iniciado el año 2012, que desde este equipo de gobierno se ha querido priorizar".

"Consideramos que no existe justificación técnica que avale la suspensión de este procedimiento, que deberá estar finalizado antes del 20 de diciembre de este año", ha manifestado el conseller insular.

Se trata de un conjunto de piezas que son una parte representativa de la realidad cultural, artística y plástica de Baleares que desde el Consell consideran que hay un interés general en su preservación.

La propia incoación del expediente ya protege, de hecho, la colección para que ésta debe mantener la unidad, no puede salir de España y cualquier movimiento de las obras que forman parte debe comunicarse al Departamento de Patrimonio del Consell.

Los dos expedientes incoados afectan, por un lado, a más de un centenar de piezas del Fondo de Arte de Sa Nostra datado entre el siglo XVI y la primera mitad del siglo XX; y un conjunto de 484 monedas que abarcan todos los períodos culturales históricos de Baleares y Pitiusas.