Dos de cada diez estudiantes de ESO no llegan a graduarse; en concreto, el 20,9%. Una cifra que sitúa a los alumnos gallegos como los séptimos que más abandonan sus estudios. Sin embargo, están por debajo de la media nacional: 24,7%.

Así lo revela un informe de la Fundación Bofill, que ofrece una comparativa del estado de la educación en las comunidades. Según este estudio, el sistema educativo privado tiene más éxito que el público a la hora de evitar el abandono, aunque los centros gallegos no destacan. Al contrario que los públicos: son los segundos de España, sólo por detrás de los navarros, en lo que se refiere a tasa de alumnos que sí finalizan la ESO (79,1%).

Y tanto públicos como privados destacan en Galicia por la poca repetición de asignaturas. Sólo los navarros, los vascos y los riojanos son más empollones en primaria. En la ESO, ni riojanos ni navarros ganan a los gallegos, los segundos más cumplidores de España.
Además, los que aquí sí superan los estudios obligatorios y deciden seguir en las aulas son de los más aplicados. Mientras tres de cada diez estudiantes de bachillerato, FP o universidad abandonan antes de terminar, aquí sólo cae en esta tentación el 23,6%.

Menos escolarización

Con estos datos sobre la mesa, Galicia sale bastante bien parada del análisis comparativo, incluso pese a perder posiciones en algunos aspectos. Así, por ejemplo, en los últimos años descendió el nivel de escolarización.

En 2000 todos los gallegos de 15 años estaban escolarizados. Sólo compartía el primer puesto de la lista con Castilla y León. Sin embargo, en 2006 estaban matriculado el 98,9%, lo que sitúa a Galicia como la séptima comunidad. Y en la escolarización de niños de 0 a 2 años también está por debajo de la media. Van a la escuela el 16,2%, frente al 18%.

Aquí manda el colegio público

Un tercio de los estudiantes van a centros privados y el resto (el 66%), a colegios e institutos públicos. Así es el panorama a nivel nacional. Aunque Galicia se acerca bastante a esta distribución, aquí hay más padres que prefieren la enseñanza pública. Siete de cada diez alumnos (tanto de primaria como de ESO) están en colegios públicos. Y eso que la tasa de repetición de cursos y asignaturas es mucho menor en los privados. De hecho, en la ESO casi hay el doble de repetidores en los centros públicos.