Sigue la investigación sobre el atentado de ETA
Un policía examina el lugar donde se produjo el atentado de ETA el pasado sábado. (Bob Edme / AP). Bob Edme / AP

La investigación policial en relación al atentado de ETA del pásado sábado, en el que falleció el guardia civil Raúl Centeno y resultó herido su compañero Fernando Trapero, sigue su curso centrándose ante todo en la identificación de los tres terroristas implicados en el tirotero con los agentes.

Sólo a un cabecilla se le considera con capacidad para decidir sobre el desarrollo de una acción terrorista

Está previsto que en las próximas horas se conozcan esas identidades siendo una de ellas, según informa la cadena SER citando fuentes de la investigación, la de un cabecilla de la banda, un presunto miembro del aparato militar de ETA.

Como señala la emisora, el hecho de que el atentado no fuera premeditado, según las primeras hipótesis, hace pensar que un dirigente de la banda estaría implicado en el tiroteo ya que sólo a un cabecilla se le considera con capacidad para decidir sobre el desarrollo de una acción terrorista de tanta importancia como la que ocurrió el sábado.

Otro punto que avala esta teoría es que el grupo de apoyo al que pertenecían las dos víctimas realizaban tareas para una operación de miembros cercanos a la cúpula etarra.

Este lunes, más manifestaciones

Por otro lado, las reacciones contra el atentado serán de nuevo protagonistas este lunes con la convocatoria de varias concentraciones que mostrarán su rechazo contra ETA. Así, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha llamado a los ciudadanos a concentrarse, a las doce del mediodía, de forma silenciosa durante cinco minutos ante los Ayuntamientos de toda España. A la misma hora, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha convocado a la sociedad española a "manifestar su tributo a la Guardia Civil" con una concentración silenciosa de cinco minutos también en los Ayuntamientos.

Los actos de repulsa al atentado culminarán el próximo martes con la celebración de una concentración en Madrid, convocada por los representantes de todos los partidos políticos, sindicatos y empresarios.