Según ha informado la compañía este miércoles en un comunicado, esta reforma tecnológica ha supuesto una inversión de 41.000 euros, y ha consistido en extender 390 metros de cableado de 25 kV de última generación entre dos centros de transformación.

De esta forma, se eliminan posibles puntos críticos en la red, a la vez que se refuerza la infraestructura y se deja a punto no sólo para asumir eventuales puntas de consumo, sino para dar respuesta al crecimiento vegetativo.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.