La Policía Municipal de Madrid ha detenido a 3 personas, a las que les ha requisado un pequeño alijo de armas y más de 30.000 juguetes defectuosos en la Cañada Real (asentamiento de 40.000 viviendas ilegales en el que hace un mes se produjo un violento enfrentamiento entre la Policía y los vecinos). Las armas y municiones fueron intervenidas en una chabola, mientras que los juguetes (muñecos, guitarras, tamagochis...), que iban a ser vendidos en Lavapiés de forma ilegal, fueron requisados en la carretera del vertedero de Valdemingómez. No contaban con la normativa de seguridad necesaria.