Gerardo Pisarello
Pisarello ha presentado el proyecto de ordenanzas fiscales en la comisión de Economía. EUROPA PRESS

El gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona ha presentado este martes un primer proyecto de Presupuestos para 2018 que prevé un volumen total de gasto no financiero de 2.642,9 millones, lo que supone un incremento del 2,4 % respecto a las cuentas de este año, y 62,4 millones más de recursos disponibles.

El primer teniente de alcaldía de Economía, Gerardo Pisarello, ha señalado que en estos "momentos de incertidumbre" la presentación del proyecto de presupuestos municipales "quiere ser un mensaje de estabilidad y de normalidad institucional" y de "serenidad" para los agentes económicos.
También ha destacado que las cuentas "priorizan los servicios sociales, el transporte público y las políticas de vivienda".

El presupuesto 2018 prevé llegar a los 2.210,1 millones de euros de gasto corriente, lo que supone un aumento de 58,7 millones. Asimismo, contempla un volumen de inversiones por valor de 432,8 millones de euros, lo que representa 3,8 millones más disponibles respecto a las cuentas de este año.

Está previsto destinar un total de 408,8 millones de euros de gasto en medio ambiente, lo que incluye limpieza viaria, abastecimiento de agua, o alumbrado púbico.

Además, se dirigen a servicios sociales y promoción social 328,7 millones de euros, lo que representa un 15% del total del gasto corriente.

Un 15% del gasto corriente se destinará a políticas socialesPor otro lado, se prevé destinar 175,1 M€ a la mejora del transporte público, lo que supone un incremento de recursos del 14% y de 21,6 millones de euros disponibles respecto el presupuesto vigente.

Asimismo, crecen las partidas destinadas a Cultura, 145,6 millones de euros en total; Vivienda y Urbanismo, 133,5 millones; o Educación que consolida los 121,8 millones de gasto disponibles este año.

72,7 millones de euros para vivienda

En cuanto a las inversiones, 432,8 millones de euros en total, la mayor parte se destinarán a la construcción y mejora de equipamientos (157,3 millones) y al mantenimiento del espacio público (144 millones).

Respecto a vivienda, hay una inversión prevista de 72,7 millones de euros

Entre los proyectos más destacados están el mantenimiento de centros educativos y obras de mejora, con 12 millones; las ayudas a la rehabilitación del parque de viviendas con 12,4 millones; o la ejecución del proyecto del túnel de la Plaza de las Glorias, dotado con 10,7 millones.

La construcción del equipamiento deportivo del Camp de Ferro, la ejecución del Plan de Barrios en Nou Barris, la ampliación de la red de carriles bici o la finalización del Mercat de Sant Antoni su algunas de las principales inversiones previstas el 2018.
El ahorro bruto previsto (diferencia entre ingresos y gasto corriente) es del 15% del presupuesto, hecho que implica poder destinar a la inversión 432,8 millones de euros.

En cuanto al endeudamiento, se mantiene la cifra más baja desde hace más de una década, de 835,5 millones de euros, lograda hace dos años.

La voluntad del gobierno municipal es abrir un periodo de negociación con el objetivo de someter a aprobación inicial la propuesta en la Comisión de Economía y Hacienda del mes de noviembre.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.