Casa de acogida
El cierre temporal es para introducir mejoras. ARCHIVO

Tras 12 años de actividad, la Casa de Acogida de Santiago de Compostela, que da cobijo principalmente a mujeres inmigrantes y maltratadas con sus hijos, cerrará sus puertas el próximo día 29, horas antes de la Nochevieja.

Desde ese momento, el centro dejará de ser de titularidad municipal y pasará a manos de la Vicepresidencia da Igualdade e do Benestar de la Xunta.

Alguna de nosotras está amenazada de muerte, ¿qué pasará con nosotras mientras reforman las instalaciones

El futuro de sus cinco trabajadoras y de las personas que duermen cada noche bajo su techo es incierto, aunque tanto la administración autonómica como la local aseguran que, tras varios meses de obras, mejorarán sus servicios.

Sin embargo, no hay nada escrito: «Alguna de nosotras está amenazada de muerte, ¿qué pasará con nosotras mientras reforman las instalaciones?», se pregunta una de las actuales inquilinas.

En la casa trabajan ocho personas (la directora, cinco educadoras, una monitora infantil y una psicóloga), que también están a la espera de una respuesta sobre su porvenir laboral.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTIAGO DE COMPOSTELA.