Campaña de recaudación por Internet de Juana Rivas
Campaña de recaudación por Internet de Juana Rivas. GOFUNDME

"Hola. Soy Juana Rivas. Seguramente sabrás lo que he tenido que pasar estos últimos años y lo que ocurrió en verano". Así comienza el mensaje de la campaña de mecenazgo por Internet que ha puesto en marcha Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que permaneció casi un mes ilocalizable con sus hijos para evitar entregárselos a su padre, Francesco Arcuri, para lograr financiar la batalla judicial por la custodia de los menores y su caso por maltrato en los juzgados italianos.

Juana Rivas inició la cuestación por Internet el pasado 26 de septiembre y lleva recaudados en 13 días un total de 2.343 euros. El objetivo que persigue la campaña es conseguir 60.000 euros, porque es la cantidad que considera necesaria para continuar "la lucha judicial".

"No puedo cubrir sola los gastos de abogados, procuradores, trámites, traducciones, certificados, viajes..." continúa el mensaje de Rivas. Y su familia y amigos cercanos ya se lo han dado todo, reconoce.

En el mensaje añade que se compromete "a ir subiendo puntualmente las facturas, para que se pueda comprobar en qué se va gastando el dinero". Y si lograra "obtener justicia antes de lo que los abogados piensan (rezo todos los días por ello) y quedara dinero en la cuenta, lo que quedase lo donaríamos a otras mujeres como yo, para que puedan tener una defensa digna y darles esperanzas de que se puede salir de la violencia".

De momento, un total de 38 personas han colaborado en la causa de Juana Rivas, en su mayoría mujeres que han enviado aportaciones que van desde los 10 euros hasta los 500. Entre ellas figura Francisca Granados, responsable del área de igualdad del Ayuntamiento de Maracena, que está siendo investigada por los jueces por su "presunta intervención" como inductora o partícipe necesaria en un posible delito de sustracción de menores. Ella ha aportado 100 euros.

Los donantes le mandan ánimos y confían en una pronta solución del caso. "No desfallezcas! Entre todos conseguiremos que vuelvan", en referencia a sus dos hijos, es uno de los mensajes que le envían a Rivas.

En las últimas horas, la madre de Maracena ha abierto también una cuenta en la red social Twitter, en la que su primer mensaje ha sido de agradecimiento a las personas que le están ayudando.

Judicialmente, a primeros de octubre el Juzgado de Violencia número 2 de Granada desestimaba el recurso presentado por Rivas contra su decisión de no reabrir las diligencias previas por supuestos malos tratos al entender que los hechos denunciados ocurrieron presuntamente en Italia y, por tanto, la jurisdicción competente ahora es la italiana.