El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, ha comparecido también para hablar de la situación de Cataluña y ha expresado que Carles Puigdemont puede acabar como Lluis Companys, que fue encarcelado y posteriormente fusilado durante la dictadura franquista.

"Vamos a impedir la independencia de Cataluña. Punto. Se va a hacer todo lo que sea necesario, sin renunciar a ningún instrumento de los que la Constitución prevé. Lo que tenemos que preguntarnos es qué va a hacer la otra parte. Qué van a hacer los golpistas. No queremos una balcanización de España", ha asegurado. "La mediación internacional sería un escarnio", ha añadido.

"Esperemos que este martes no se declare nada porque a lo mejor el que lo declare acaba como el que lo declaró hace 83 años", ha dicho Casado, en referencia a Lluis Companys. El presidente de la Generalitat proclamó el "Estado catalán de la República Federal Española". Esto llevó a su detención y posterior fusilamiento.

Las respuestas a estas palabras no se han hecho esperar. El diputado de ERC Gabriel Rufián ha llamado a Casado "miserable" a través de su cuenta de Twitter, al tiempo que el líder de Podemos, Pablo Iglesias ha escrito que el popular "o es un ignorante o un irresponsable".

icesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado. "Vamos a impedir la independencia de Cataluña. Punto. Se va a hacer todo lo que sea necesario, sin renunciar a ningún instrumento de los que la Constitución prevé. Lo que tenemos que preguntarnos es qué va a hacer la otra parte. Qué van a hacer los golpistas. No queremos una balcanización de España", ha asegurado. "La mediación internacional sería un escarnio", ha añadido.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3155710/0/desafio-independentista-9-octubre-directo/#xtor=AD-15&xts=467263

También se ha pronunciado el diputado Xavier Domènech, que urge a la Fiscalía a tomar nota de las declaraciones del dirigente popular. Y de "gravísimo" lo ha calificado el concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata. Íñigo Errejón, por su parte, ha instado al popular a rectificar.

Encarcelado sí, pero fusilado no

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha matizado horas después sus palabras y ha querido dejar claro que, cuando ha dicho que Carles Puigdemont puede acabar como el expresidente catalán Lluís Companys, se refería a su detención y encarcelamiento en la República, no a su fusilamiento años después, y ha replicado que es Podemos y no él quien pide el "asesinato" del Rey y de sus adversarios políticos.

El popular ha salido así al paso de las críticas que Iglesias y los suyos han vertido contra las palabras que ha pronunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Dirección del PP.

"La historia no hay que repetirla y esperemos que mañana no se declare nada porque a lo mejor el que lo declare acaba como el que lo declaró hace 83 años", ha enfatizado, refiriéndose al encarcelamiento de Companys ordenado por el Gobierno de la II República, y no a su ejecución por parte del régimen franquista, que ocurrió años después.