Hotel Mandalay Bay, Las Vegas
Fachada del hotel Mandalay Bay, en Las Vegas, Nevada (EE UU), desde uno de cuyos pisos superiores Stephen Paddock abrió fuego matando a 58 personas, antes de suicidarse. EUGENE GARCIA / EFE

Steven Paddock, el causante de la masacre en Las Vegas, que mató a 59 personas e hirió a cientos más, tenía en su mesilla de noche del hotel una nota que contenía números con datos de la trayectoria del viento y distancia, informan medios estadounidenses.

"Averiguó esas distancias para saber dónde disparar y alcanzar a sus objetivos desde allí", han asegurado los oficiales que hallaron la nota a la cadena ABC News.

Las motivaciones de Paddock, un jubilado de 64 años, siguen siendo una incógnita. Sin embargo, varias fuentes han revelado a la cadena estadounidense que "probablemente tenía una enfermedad mental severa no diagnosticada". Según los expertos podía tener muchos rasgos antisociales de otros asesinos múltiples, de acuerdo a la versión de los medios nacionales.

Paddock solía pasar horas y horas jugando a juegos de azar, con poco o ningún contacto personal, recuerdan las fuentes.

Las investigaciones sobre el autor del tiroteo se centran particularmente en el período de septiembre a octubre de 2016, cuando Paddock adquirió más de 30 armas, en su mayoría rifles. La Policía, por el momento, no ha encontrado ninguna prueba definitiva que demuestre si Paddock tuvo un cómplice.