El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que no quiere "agravar la situación" con España aunque sigue a la espera de disculpas del Rey, al tiempo que señaló que si "la derecha española vuelve al gobierno" entonces "se acabaría" la relación.

En una rueda de prensa este sábado, jornada de reflexión en vísperas del referendo del domingo, Chávez manifestó que "es posible que haya un contacto en los próximos días" al referirse al diferendo que se desencadenó después de que el rey de España le mandara callar en la pasada Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile.

El presidente venezolano siguió insistiendo en que espera disculpas del monarca español aunque dijo que el rey Juan Carlos había "enviado un mensaje" y que "ojalá la supuesta reflexión" del soberano "se haga pública".