La persecución comenzó pasadas las dos de la mañana cuando unos agentes dieron el alto en la calle Hernán Cortés al motorista, un menor de 17 años, y éste hizo caso omiso y emprendió una fuga.

Tras protagonizar una huida por varias calles de la capital, realizando una conducción "temeraria" y poniendo en riesgo a los demás usuarios, fue detenido en la calle Bonifaz.

Fue entonces, según informa la Policía Local, cuando los agentes comprobaron que se trataba de un menor de edad, de 17 años, por lo que se instruyeron diligencias para la Fiscalía de Menores.

Del menor se hizo cargo su madre en las dependencias policiales, donde fue trasladado tras su detención y denunciado administrativamente por carecer de seguro y no tener la ITV pasada en la moto, que fue retirada por una grúa al depósito de Ojaiz.

Durante la madrugada, la Policía Local también ha detenido a un conductor por duplicar la tasa de alcoholemia y en la tarde de ayer a otro que conducía un coche y que carecía de carné.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.