Uno de los bomberos desciende a la sima
Uno de los bomberos desciende a la sima EP/GOBIERNO DE NAVARRA

El dueño del perro ha avisado, a las 10.30 horas, de que durante una batida de caza un jabalí se había encarado con los perros y uno de ellos se había precipitado a una sima durante el forcejeo. La sima tiene una boca de 8 por 3 metros y está cercada para impedir caída de ganado, pero es accesible para animales de menor tamaño como perros o jabalíes, ha explicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Han sido movilizados los bomberos de Burguete, que han contado con la ayuda de un sargento del parque de Navascués que se encontraba en el parque en ese momento. Han viajado en un vehículo todo-terreno hasta llegar cerca de la sima, donde esperaba el cazador que les ha guiado hasta la boca de la gruta, situada en un lugar boscoso.

Dos de los bomberos han descendido con una cuerda de 60 metros, porque desconocían la profundidad de la sima, aunque luego han sabido que es de 42 metros. El perro se encontraba a 22 metros de la boca, en una repisa cubierta de hojarasca, "algo asustado pero en perfecto estado". Tenía una herida en la cola, pero se debía al mordisco en la cola del jabalí al que se había enfrentado.

Los bomberos que han descendido han improvisado un arnés de cuerdas que han colocado al perro y uno de ellos se lo ha atado a su cuerpo para evitar que se golpeara con las paredes del pozo al ser izado por los dos compañeros que han quedado fuera. Una vez en la superficie el animal ha comenzado a correr. La intervención de los bomberos ha durado una hora.

Consulta aquí más noticias de Navarra.