Santi Vila
El conseller de Empresa y Conocimiento, Santi Vila. EUROPA PRESS

El conseller de Empresa y Ocupación de la Generalitat catalana, Santi Vila, ha dicho en una entrevista en Rac1 que "debemos serenarnos" y proclamar "un alto el fuego, no tomar decisiones que sean irreparables", en referencia a una posible declaración unilateral de independencia o DUI.

Vila ha afirmado que "tenemos medio país en Cataluña que no da reconocimiento de derecho a todo este proceso", por lo que "cuando hay un choque como este, lo más prudente es detenerse, razonar y preguntarse si de verdad no hay otra manera".

Recordó que "el president (Puigdemont) hace días que reivindica el diálogo" y "yo pido un alto al fuego aunque España no nos ha dado tregua". Por eso, cree que si se suspende la autonomía, de nuevo el conflicto se trasladará a las calles y ante ello "hay que preguntarse si seremos capaces de que todo sea pacífico".

Su propuesta de alto el fuego incluye "no tomar decisiones en los próximos días que sean irreparables", en referencia a la aplicación del artículo 155 por parte del Gobierno o proclamar la independencia por parte del Govern. También, en referencia a la llamada al boicot a las empresas que dejan Cataluña por parte de la CUP, Vila cree que "no debemos generar unas dinámicas de tensión agresivas, que sean de boicots".

Reunión con sindicatos

Santi Vila se reunió el viernes por la noche de urgencia con los responsables de los sindicatos CC OO y UGT y de las patronales PIMEC y CECOT ante el anuncio de cambio de sede de varias empresas y entidades bancarias y coincidieron en pedir a los empresarios que actúen con "proporción" y ayuden al diálogo en Cataluña.

Tras la reunión, el conseller lanzó un "mensaje de tranquilidad" y aseguró a las empresas que "no hay ningún motivo para preocuparse" porque, afirmó, no se producirá "ninguna inseguridad jurídica ni a corto ni a medio ni a largo plazo, más allá de que sí existe un conflicto político".

Vila dijo que no está justificado que las empresas saquen sus sedes de Cataluña porque "los indicadores de la economía son positivos" y culpó al Estado de generar esta situación.

El conseller afirmó que la situación se regularizará "si todo el mundo actúa con proporción y prudencia" y a las empresas que ya han decidido trasladar su sede fuera de Cataluña les dijo que "son decisiones que en pocas semanas se verán que no estaban justificadas".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.