Como ha explicado a Europa Press el responsable de este servicio de la CVE, Carlos García, el programa se inició gracias a un acuerdo con la Diputación provincial de Valladolid y el Ayuntamiento de la capital, si bien el Consistorio ha intensificado su participación desde comienzos de 2017.

García ha señalado que desde mediados de 2015, cuando se presentó la iniciativa, y hasta finales de agosto de 2017, últimos datos disponibles, se han atendido consultas de aproximadamente 300 titulares de empresas que iban a cerrar el negocio bien por jubilación o bien porque querían dejar la actividad.

De ellas, se han publicado anuncios de 237 en la página web de este programa (http://cve.es/cvetraspasa/info) para dar a conocer el tipo de negocio que se quiere traspasar y todo lo que implica. En 210 de los casos la CVE ha actuado como intermediario para establecer una reunión entre el titular original y el emprendedor interesado en adquirirlo.

Todo ello ha fructificado en 66 traspasos de negocios completados, lo que supone que, aproximadamente en una cuarta parte de los anuncios consigue evitarse el cierre del negocio. Ello ha implicado además, según la CVE, el mantenimiento de 120 puestos de trabajo de personas que, de otra manera, se habrían ido al paro.

En lo que va de 2017, se han publicado 87 nuevos anuncios y se han efectuado ya, a fecha de 24 de agosto, 28 traspasos de negocios que cuentan con 46 trabajadores.

El encargado del programa ha explicado el proceso que se inicia con la publicación del anuncio y la intermediación de la CVE para establecer un primer encuentro entre los interesados.

A partir de ahí, la organización empresarial facilita a los participantes unas guías con los pasos a seguir para formalizar el traspaso que, en el caso del titular original, plantea los trámites necesarios para poner la empresa a disposición.

Al emprendedor que quiere adquirir el negocio se le aporta información sobre los datos que tiene que "investigar" para comprobar la situación de la empresa en términos de solvencia, empleados, riesgos, alquiler o fiscalidad. En este sentido, García ha advertido de que no ofrecen un servicio de "auditoría" o "asesoría", pues no quieren entrar en el ámbito de trabajo de otros profesionales que deben encargarse de esta labor.

También se informa sobre posibles subvenciones y sobre los pasos que deben seguir los emprendedores.

Los negocios traspasados se reparten entre el sector servicios (34 por ciento), el comercio (34 por ciento) y la hostelería (31 por ciento) y en el 90 por ciento de los casos se ha tratado de las denominadas 'microempresas' con menos de 10 trabajadores y hasta dos millones de euros de facturación anual. El 80 por ciento de ellas son de la capital vallisoletana y el 20 por ciento restante de municipios de la provincia.

En cuanto a los emprendedores que adquieren los negocios, la mayor parte -aproximadamente el 70 por ciento- se sitúa en la franja de edad entre los 40 y 50 años; mientras que el 20 por ciento son jóvenes y el 10 por ciento restante, mayores de 50 años. El 70 por ciento del total son diplomados o licenciados.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.