Alberto Castrelo
Alberto Castrelo EUROPA PRESS/ALBERTO CASTRELO

Este libro tiene tintes solidarios, porque su recaudación estará dirigida a apoyar la causa comenzada por la Asociación Pablo Ugarte, de Cádiz, contra el cáncer infantil, como ya ocurrió con el Reto Kira, una actividad que llevó a Castrelo a recorrer España de sur a norte y de norte a su en bicicleta (cuando no tenía el entrenamiento adecuado), pero sí ilusión, para recaudar fondos contra el cáncer infantil, hace dos años.

Según ha indicado el autor a Europa Press, este libro "ha supuesto el cúlmen de una aventura que comenzó hace dos años. Es el cierre de un capítulo, pero no del libro". Asimismo, ha asegurado que "supongo que es algo que debía a los que me acompañaron y me ayudaron, una forma de hacerles un homenaje, porque gracias a ellos fue posible la aventura". Y además "supone una nueva forma de colaborar con la Asociación Pablo Ugarte, porque no se debe olvidar que esta asociación ha sido y sigue siendo el motor de todo esto".

En definitiva, el libro ha supuesto "un viaje interior recordando lo que fue la primera edición del Reto Kira", que lleva el nombre de su perra, la que fuera a ser su acompañante en esta aventura, pero que finalmente tuvo que desechar por los consejos acerca de lo complicado que podía ser para el animal este viaje.

Castrelo ha destacado que "es un libro con fines solidarios, está escrito en clave de humor, apelando a los sentimientos e intentando transmitir un mensaje de alegría y esperanza en que las cosas pueden cambiar". Así "con esas premisas, pocas respuestas puede haber malas" al libro y su mensaje, ha explicado. De hecho, el portuense ha indicado que "la acogida ha sido brutal, tanto es así que en las dos primeras presentaciones agotamos casi la primera impresión y la editorial ha tenido que enviarme nuevamente ejemplares".

De hecho, ha asegurado que "los que lo han leído han dado buena crítica de él, en cuanto a la historia y al contenido". Se trata "de un libro escrito de una forma muy sencilla, sin grandes pretensiones literarias y que lo que busca es conectar y transmitir, y creo que eso se consigue", ha indicado el autor. "Es verdad que quizás podría perfilarse mejor literariamente, soy consciente, pero es que este libro no va de filigranas, va de una aventura humilde pero ilusionadora y así quise que fuera tanto la construcción del texto como el mensaje a enviar".

Alberto Castrelo ha adelantado que "en

mis próximos libros de relatos ya habrá tiempo para figuras y exquisiteces literarias. Este libro no es más que una carta, un diario escrito día tras día mientras pedaleaba".

Las dos primeras presentaciones de este libro se han llevado a cabo lejos del inicio del Reto Kira. En primer lugar se presentó en "Miranda del Ebro (Burgos), y luego en Vitoria". Castrelo ha explicado que "el motivo es muy sencillo, ya que uno siempre vuelve a los lugares donde amó la vida, como decía Chavela. Y es que allí, por encima de todo, gracias a la gente con la que me encontré, quise mucho, me sentí muy querido y lo más importante, me enseñaron a amar la vida".

Asimismo, ha añadido que "me lo enseñaron los padres, me lo enseñaron los niños. Estaba en deuda con ellos y era una forma de decirles ¡Eh! Que os sigo teniendo presente, que tengo mucho que agradeceros. Que os llevo en mi corazón".

"Por ello, por lo padres y los niños, había que hacerlas allí. Por su ejemplo, su lucha y su alegría a pesar de la lucha que llevan. No se me ocurría mejor sitio".

Pero ha habido una tercera presentación en Baños de Montemayor (Cáceres), teniendo que cancelar la de Toledo, que se hará más adelante y "en mente están Almendralejo, Ciudad Real, Madrid y es posible que me deje caer por Baena".

Una de las presentaciones más esperadas, la que se hará en su tierra, será el día 19. A pesar de que el autor no quiere desvelar los detalles de la misma, ha indicado a Europa Press que "habrá alguna sorpresa", y ha apuntado que "puede ser un evento muy interesante y especial".

Alberto Castrelo, a pesar de no desvelar nada sobre el futuro del Reto Kira, ha destacado que "ideas hay muchas, al igual que sugerencias, pero no solo para este año que viene, sino incluso para el 2019. Ideas no faltan y amigos tampoco". Asimismo ha explicado que "solo puedo decir que lo mejor y lo más bonito del Reto es la continuidad como forma de llamamiento, de mensaje para otros y de concienciación" porque "es una forma de hacer que la lucha se expanda, que la esperanza lo haga también".

El portuense ha destacado que el libro "surge de la misma inquietud" que el Reto Kira, ayudar a la Asociación Pablo Ugarte, que "no tiene gastos administrativos, para que todo lo donado llegue a los diferentes proyectos de investigación en los distintos hospitales". Y eso fue "lo que hizo que me decantara por ellos para el Reto, y una vez conseguido, no era justo ni coherente quedarme con el dinero del libro, porque sabía que se vendería bien".

Por ello "todo mi beneficio debía ir destinado al mismo fin. Además el tinte solidario no solo es la recaudación económica que pueda sacarse de estas cosas, que es una cantidad más o menos significativa. Tanto el libro como el Reto, lo que tienen de solidario es lo que mueven, lo que contagian y en definitiva, en todo lo que conlleva".

El portuense ha asegurado que "actualmente además de en los libros, estoy inmerso en el Reto del año que viene". Cambiando de disciplina "estoy en un proyecto teatral para llevar a escena la comedia que escribí hace un par de años llamada 'Que viene el Papa', esta vez para recaudar fondos contra la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica)".

"Es otra causa que abanderar, ya que es un colectivo muy desprotegido y con poca visibilidad". Pero no es el único proyecto solidario, ya que "estoy en contacto con el colectivo de personas con acondroplasia y la Fundación Alpe. Estoy pendiente de verme con ellos para tratar de hacer un documental que dé visibilidad a las barreras y obstáculos contra los que lucha este colectivo a diario".

El libro del Reto Kira no es el primero de este portuense. Así, en 2013 Castrelo publicó su primer libro, titulado 'No soy político, soy un ciudadano que es más importante', "una crítica objetiva, recopilando datos sobre la política que habíamos tenido en España hasta 2013". Más tarde vino "la comedia de enredo" '¡Que viene el papa!', que está preparando para teatro. El tercero fue un libro de relatos llamado 'Vacío de contenido', "un libro muy especial para mí hecho con mucho cariño".

Pero en cambio, ha añadido que el libro del Reto "es un punto de inflexión, es un género que no hubiese escrito de no ser por esta causa y este fin. Es una forma de dar a conocer mi personalidad, mi forma de ver la vida, mis ideales, pero sobretodo es un libro muy especial por las personas que aparecen en él. Es un libro que no está solo en la estantería, sino en mi corazón. Y bien adentro".

Por último, el joven portuense ha mandado un mensaje a quien no haya adquirido el libro, indicando que "ya están tardando, por lo menos en acercarse a la historia y al Reto".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.