El cadáver que el sábado por la mañana fue hallado en el interior de un contenedor de basuras en el distrito de Chamartín, Madrid, tenía los pies atados y estaba tapado con una sábana, según informó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

El Grupo de Homicidios que se ha hecho cargo de las investigaciones está a la espera de que el juez de guardia ordene el levantamiento del cadáver para proceder a su identificación.

Según los primeros datos aportados por la Policía se trata de un varón joven, aunque se desconoce su edad, nacionalidad y si el cuerpo presenta señales de violencia.

El cadáver fue descubierto hacia las 8.50 horas por un vigilante de seguridad en el interior de un contenedor de basuras situado a la altura del número 5 de la avenida de Burgos, en el distrito de Chamartín.

Al lugar se desplazaron agentes del Cuerpo Nacional de Policía y facultativos del Samur-Protección Civil que certificaron el fallecimiento.