El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha expresado la "condena más radical" al atentado terrorista de ETA que se ha cobrado la vida de un guardia civil en la localidad de Capbreton (suroeste de Francia) y ha dejado a otro gravemente herido.

En su comparecencia ante los medios, el Presidente ha revelado la identidad del fallecido, Raúl Centeno Pallón, y del herido que se encuentra en estado crítico, Fernando Trapero Blázquez.

Por otro lado, el Presidente ha informado de que la operación en la que estaban inmersos los dos guardias civiles, sigue abierta para "perseguir a los autores" que "cumplirán sus penas para reparar el daño".

"El Gobierno perseguirá a todos los terroristas con las armas del Estado de Derecho", ha sentenciado.

Cumplirán sus penas para reparar el daño"

Gran misión

El presidente ha reiterado su agradecimiento a las Fuerzas de Seguridad del Estado, quienes "cumplen su gran misión de defender la seguridad de los españoles" y ha mandado su solidaridad para los afectados directamente por el suceso.

"Los familiares de Raúl Centeno Pallón cuentan con todo el apoyo y la solidaridad del Gobierno", ha afirmado Zapatero.

El Presidente ha concluído su intervención duplicando su "respaldo, solidaridad, afecto y agradecimiento a las fuerzas del Estado y, en especial, a la guardia civil" quienes " se han entregado para todos nosotros".