El líder del PP, Mariano Rajoy, transmitió al Gobierno todo el apoyo de su partido para derrotar a ETA, después de haber sido informado de que un guardia civil murió y otro resultó herido en un tiroteo en Francia en una operación antiterrorista. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, telefoneó al dirigente 'popular', para informarle del atentado, donde le trasladó los detalles que se conocían hasta entonces de ese atentado.

Rajoy, quien participa en unas jornadas organizadas por su partido en Madrid, transmitió públicamente al Gobierno todo el apoyo de su partido para derrotar a ETA. El 'popular' inició con estas palabras el discurso de clausura de la Conferencia política del PP sobre modelo de Estado y emplazó a los asistentes a guardar un minuto de silencio por los hechos ocurridos. El líder del PP extendió el apoyo al Gobierno a las Fuerzas de Seguridad del Estado y transmitió también su pesar y su sentimiento a las familias y a la institución que representa la Guardia Civil.

Recordó que él fue ministro del Interior, y desde este cargo subrayó la "energía, empuje y coraje" con el que trabaja este Cuerpo para defender la libertad, palabras que fueron coreadas por los asistentes a la Conferencia con un "viva la Guardia Civil". El líder del PP aseguró que ETA jamás va a ganar esa batalla, "derrotaremos a ETA y recuperaremos los derechos de los ciudadanos".